Bandera de México: historia, significado, imágenes y curiosidades

Las patrias son construcciones humanas y no solo se dan una historia, una tradición, hasta una liturgia de festividades, sino también símbolos patrios. La bandera, por supuesto, es uno de ellos, por tal motivo presentamos a continuación historia, significado, información e imágenes de la bandera de México. 

Significado de la bandera de México

La bandera de México consta de un pabellón de franjas verticales de igual tamaño, pero de distintos colores (sumamente conocidos en todo el mundo). De izquierda a derecha las tonalidades que se representan son: verde, blanco y rojo. Y dentro de la zona blanca, finalmente, el escudo patrio.

Sin embargo, ¿todo lo descrito cuenta con algún simbolismo? Por razones lógicas sí, aunque los significados han ido variando en la historia. Por ejemplo, en un principio al color verde se lo consideraba una tonalidad que reflejaba la independencia respecto a España, el blanco se atribuía a la pureza que provenía de la misma religión católica y el rojo simbolizaba la unión.

Con el paso de los años y con la llegada de Benito Juárez a la presidencia, la interpretación de los colores fue modificada. El color verde pasó a representar la esperanza (un significado bastante común hasta en la actualidad), el color blanco la unidad y el rojo la sangre derramada por los héroes de la nación en su lucha libertaria (muchos rojos de distintos países tienen esa idea subyacente).

Por último, en el escudo se encuentra la famosa águila posada en el nopal comiendo la serpiente (hoy sería sobre un cactus). Sin entrar en este apartado en la profetización de huitzilopochtli, deidad asociada al sol para los mexicas, ni en la formación de Tenochtitlán, lo cierto es que el águila da cuenta de las fuerzas cósmicas del sol, así como la serpiente aquellas pertenecientes a la tierra. El escudo de México, entonces, de algún modo sintetiza las fuerzas vitales. El nopal, por otra parte, es una planta típica del país y con múltiples usos sobre todo en la época prehispánica.

Origen de la bandera de México

¿Pero cuál fue el origen de la bandera de México? En verdad, la respuesta a semejante pregunta tiene que ser deslindada. Por un lado se puede tomar como origen de la bandera en primer lugar todos los estandartes que tuvieron algún vínculo con el virreinato de Nueva España (en definitiva, el colonialismo es parte de la historia de cada país), pero también, si se quiere dar un aporte más autóctono, la multitud de banderolas que utilizaban ciertos lugares urbanos para diferenciarse, a veces haciendo alusión a sus autoridades políticas o como cuerpo guerrero, como el caso de Atzacoalco.

Por otro lado, en el año 1810 la independencia de México dio, por lo menos si no nos volvemos muy revisionistas, sus primeros pasos. Claramente la figura principal en esos entonces fue Miguel Hidalgo, el famoso autor del “Grito de Dolores” que da el inicio a todo el proceso. El estandarte era en esos entonces el emblema de la Virgen de Guadalupe.  Asimismo, se puede dar otro ejemplo de protobandera (ya que México no había obtenido aún su independencia) en aquella de 1813, cuyo diseño consistió en un fondo blanco con una cenefa de cuadrados azules y blancos y el símbolo de un águila posada sobre el nopal, además de una frase el latín que decía en su traducción al español: “con los ojos y las uñas igualmente victoriosas”.

Historia de la bandera de México

Y la historia de la bandera de México, en sentido estricto, comenzó con la independencia y la necesidad de crear un país. Esto último no solo implica institucionalidad política, organización y desarrollo económico; sino también la erección de una multitud de símbolos patrios para generar un sentimiento de identidad mexicano ¿Era lo mismo ser mexicano en 1821 para Iturbide que para las múltiples etnias originarias que surcaban el país? Claramente no, por lo tanto había necesidad de identidad, de simetría para con los nuevos propios y diferencia con aquellos que eran parte de naciones vecinas.

Por lo tanto, el exitoso Ejército Trigarante de Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero sirvió como inspiración de la primera bandera mexicana tricolor. Aquí ya tenemos los tres colores del estandarte actual, pero a diferencia de esta, en el centro de la bandera se hallaba un águila sobre el nopal con una corona. Es que para los desprevenidos, en los primeros años de independencia México fue un imperio, con Iturbide a la cabeza.

En el proceso que va de la caída del primer imperio mexicano a la formación de la primera república federal (entre los años 1823 y 1824, con un Congreso Constituyente de por medio) la bandera sufrió otra importante modificación. No solo se quita al águila la corona, sino que sobre el nopal ahora devoraría a la serpiente.

Sin embargo, las veleidades imperialistas en México no culminaron con Agustín de Iturbide, por lo que unos años después la llegada de Maximiliano de Habsburgo (o Maximiliano I de México, 1864 a 1867 emperador) significó otro cambio en la bandera. Se mantuvieron los colores, pero se modificaron las proporciones de las franjas y se añadieron cuatro águilas doradas cercanas a los ángulos del pabellón, además de incorporar una cantidad importante de ornamentación al escudo central (por ejemplo, la presencia de grifos).

Durante el mandato sumamente prolongado de Porfirio Díaz en el poder mexicano también se modificó la bandera, aunque no sea más que el sector del escudo. El águila se estableció de frente con las alas extendidas comiendo la serpiente, mientras se apoya en un nopal adornado con una rama de olivo y encino. Hay que decir, como dato accesorio, que algunos años luego del Porfiriato, es decir, en plena Revolución Mexicana, la bandera apareció sin ningún escudo. Venustiano Carranza fue quien se lo volvió a añadir.

La última modificación que percibió la bandera de México fue cierto rediseño que hizo el artista mexicano Francisco Eppens en 1968. El mismo añadió otros elementos de origen prehispánico como el nopal en las tunas rojas. Hay que decir que a diferencia de la época del porfirismo y otros períodos, el águila se presenta de perfil.

Curiosidades de la bandera de México

Alrededor de la bandera mexicana emergen datos curiosos que a muchas personas les pueden interesar. A continuación se mencionan algunos de ellos:

  • La primera vez que se ondeó la bandera de México fue el 24 de febrero de 1821, después de que Agustín de Iturbide promulgara el Plan de Iguala.
  • El primer homenaje a la bandera de México, sin embargo, se hizo esperar. Se dice que tuvo lugar un 24 de febrero de 1935, por parte de Benito Ramírez, un empleado del Banco de México, quien organizó los honores.
  • Francisco Eppens fue la figura que rediseñó el escudo en el año 1968, durante la presidencia de Gustavo Díaz Ordaz.
  • En el año 2011 la bandera mexicana rompió el récord Guinness por estar colocada en el asta más alta del continente americano, con una altura de 120 metros.
  • Muchas personas consideran alguna relación entre la bandera de México y la italiana por sus similitudes; pero esto no es así. Es que la bandera de México fue diseñada antes que la italiana, las tonalidades de esta última son más claras y nace de un estandarte otorgado por Napoleón  a los voluntarios de la Legión Lombarda. El único vínculo que se puede admitir (pero eso añadiría a otras, como la de Francia) es el de las franjas verticales que para muchos estudiosos representan a la Revolución Francesa y un “vuelco” de la sociedad reflejado en la bandera en el hecho de dejar franjas horizontales y hacerlas verticales.
Loading Facebook Comments ...

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.