Partes del cuerpo humano con imágenes e información

El cuerpo humano es la estructura física y material del hombre, un complejo articulado de de estructuras y sistemas: esquelético, circulatorio, digestivo, reproductivo, endocrino, urinario, respiratorio y, naturalmente, las fibras musculares. A continuación, en sintonía, te presentamos partes del cuerpo humano con imágenes e información importante. 

 

 

 

Ningún ser humano es igual al otro; podemos encontrar parecidos pero nunca idénticos. Sin embargo, cuando nos referimos a las estructuras, organizaciones y sistemas anatómicos todos somos iguales.  A continuación distinguiremos de manera sencilla el cuerpo humano, dividiendo al mismo en cabeza, tronco y extremidades, tanto superiores como inferiores.

Cabeza

En la parte anterior de la cabeza se encuentra el rostro. El rostro posee un total de 14 huesos soldados de tal manera entre sí que generan las cavidades donde se alojarán algunos de los órganos de los sentidos (todos, en rigor de verdad, menos el tacto). En el exterior se hallan los cabellos, la piel, nariz, ojos, orejas, dientes, boca y lengua. Asimismo, el resto del cráneo cuenta con ocho huesos, cuya funcionalidad principal será proteger al cerebro, centro indiscutible de la vida humana y del sistema nervioso. Este último es la sede de los actos concientes e inconcientes, permite los movimientos voluntarios de los músculos, los procesos de aprendizaje, la memoria o almacenamiento de información, emociones, razonamientos; pero también es parte vital de procesos más rústicos como el sueño, la sed y el hambre. Sí, no se puede vivir sin el cerebro, acompañado por un cerebelo que no solo tiene una funcionalidad sustantiva en las cuestiones motoras del cuerpo, sino que participa activamente en todo lo que es el desarrollo de procesos cognitivos y emociones.

Tronco

El tronco está conformado por el cuello, la nuca, el tórax, el dorso, la región glútea, el abdomen y la cadera. Si se cavila un segundo al respecto, se puede deducir que la mayoría de los órganos del cuerpo humano son parte de esta zona del cuerpo (los sistemas, en sí no, porque por lo general tienen una relación bastante integral con el cuerpo). Por eso hallamos al corazón, el centro del sistema circulatorio, con su compleja anatomía de vasos saliendo y entrando del mismo; o el pulmón, protagonista del sistema respiratorio, con su forma esponjosa y piramildal, además de su función vital para el cuerpo de intercambiar gases. Ambos órganos medulares están protegidos por la caja torácica. A todo lo dicho anteriormente podemos añadir la tiroides, el estómago, el hígado, riñones, pánceras, los intestinos, una compleja ramificación de vasos sanguíneos de distintas dimensiones, el sistema reproductor con sus elementos y así podríamos seguir, ya que lo que decimos es únicamente aproximativo.

Por otro lado, hay que decir que si el cuerpo humano de un adulto posee un total de 206 huesos, una gran parte de los mismos se encuentra aquí: la columna vertebral por si sola nos aporta 26 huesos y nos basamos en nuestra división tendríamos que sumar los huesos pélvicos con sus regiones y las costillas.

 

Extremidades superiores

Las extremidades superiores están conformadas por los hombros, los brazos, los antebrazos antecedidos por codos, muñeca y manos. En rigor de verdad, aquí también eclosionan una gran cantidad de huesos, ya que si bien podemos dejar de lado las escápulas y clavículas (como parte del tronco, según esta división), contamos con los húmeros, cúbitos y radios y las manos, ambas, ya poseen 54 huesos.

Y si bien se pueden vivir sin las extremidades superiores, estan cuentan con un complejo de estructuras musculares de distinta dimensión, partes del sistema circulatorio y una funcionalidad claramente motora que no podemos eludir, es decir, está vinculada con el cerebro que manda las órdenes en aquellos movimientos de naturaleza voluntaria.

Extremidades inferiores

Los miembros inferiores están formados por los musculos, las rodillas, piernas, tobillos y pies (podemos añadir la región pélvica si no la emplazamos en la parte del tronco). Si tenemos en cuenta los huesos pélvicos a la hora de hablar de miembros inferiores contamos con 62 huesos en total; en cambio, si anulamos a estos tendríamos 60 huesos.

La función de los miembros inferiores es motora y ayuda a mantener el equilibrio del animal bípedo que es el hombre. Naturalmente también está surcado por complejos vasos sanguíneos y el movimiento o desplazamiento es ayudado por una compleja contracción muscular. La finalización de las extremidades inferiores la da el pie, sitio que soporta todo el pedo del cuerpo y posibilita la locomoción. Si se quiere al pie se lo puede dividir en tres regiones: retropié. parte media y ante pié.

Curiosidades del cuerpo humano

Cebrero

El cerebro es una de las partes más importantes del cuerpo, ya que casi todo es controlado por este complejo órgano. Sólo pesa 1,5 kg, pero contiene en sí una gran particularidad: no siente dolor ¿Pero acaso el ser humano no sufre? Sí, pero el cerebro en sí no, por más que los dolores sean impulsados hacia él éste los codifica a modo de señales.

La lengua

Seguramente todos hemos aprendido que los músculos protegen los huesos (los convierten en estructuras muchísimo más fuertes), cuidan de los órganos, ayudan en la movilidad, etc. Sin embargo, aunque no lo creas, el músculo más fuerte de todo el cuerpo es la lengua. La misma, entre músculos de índole intrínseca y extrínseca, está formada por nueve músculos.

Estar serio cuesta mucho trabajo muscular

No descubrimos nada al decir que la cara tiene una gran cantidad de músculos, que muchos de estos, pequeños, se emplean al realizar cualquier gesticulación. Bueno, aunque no lo creas, fruncir el ceño (algo que hemos hecho y haremos innumerables veces) equivale a movilizar 43 músculos.

Funciones desagradables a velocidad luz

Los creyentes suelen decir que Dios no creó nada en vano y los ateos que el cuerpo humano es una maquinaria fenomenal. En ese sentido, existen funciones que nos pueden parecer asquerosas, pero son sumamente necesarias como la defecación, la producción de cera o las flatulencias ( se estima un promedio, aunque no nos demos cuenta, de 14 por día). Sin embargo, lo curiosidad radica en la velocidad en la que estornudamos. Aunque no lo creas, lo expectorado puede alcanzar una velocidad de 160 kilómetros por hora.

El corazón y su fuerza

Se conoce la función vital del corazón, con sus vasos sanguíneos entrando y saliendo. Bueno, este órgano ejerce tanta presión en la sangre que circula alrededor del mismo que podríamos vislumbrar un chorro de más de nueve metros.

El estómago

El cuerpo humano puede realizar prodigios que a la vista de cualquiera o bajo su conocimiento parecen sorprendentes. Por ejemplo, sabemos que el estómago con sus ácidos ayuda en el proceso digestivo; sin embargo, pocos saben que estos ácidos son tan fuertes que podrían desintegrar una cuchilla de metal.

Loading Facebook Comments ...

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.