Sistema Respiratorio: Aparato Respiratorio, partes, funciones, enfermedades

Al hombre siempre le ha encantado escrudriñar lo exterior a él, olvidándose que su ser en sí mismo es una máquina maravillosa y apasionante, un reducto en el que intervienen cientos de procesos. A continuación, en sintonía, te presentamos información sobre el sistema respiratorio: partes, funciones y enfermedades. 

Partes y funciones del aparato respiratorio

A grandes rasgos podemos decir que todo aparato respiratorio es un sistema a través del cual el organismo intercambia gases con el medio ambiente (variando en su totalidad dependiendo de qué clase de organismo hablamos). En el ser humano hablamos de un conjunto de órganos que ayudan en la absorción del oxígeno del aire y la eliminación del dióxido de carbono, retirado de las mismas células.

El sistema respiratorio está conformado por las vías respiratorias y los pulmones. Los órganos que conformas las primeras son: cavidades nasales, faringe, laringe, tráquea y bronquios.

Cavidades nasales

Consisten en dos amplias cavidades, cuya función principal es permitir la entrada y salida del aire. Son dos conductos mucosos, separados por un tabique cartilaginoso, que terminan en la faringe. Asimismo, como función adicional, hay que decir que la entrada de aire no se da sin ningún filtrado de aire, ya que esta zona ayuda en la retención de impurezas y gérmenes. Las membranas de la cavidad poseen mocos que humidifican al aire y los vasos sanguíneos también lo calientan.

Faringe

La faringe es un tubo ubicado en el cuello y está revestido de membrana mucosa. Conecta la actividad bucal y las fosas nasales con el esófago y la laringe, por ende transporta no solo aire sino que también comida (es parte del sistema respiratorio, pero también digestivo).

Laringe

La laringe es el órgano que conecta a la faringe con la tráquea. Es un órgano muy complejo, porque suele denominarse el del habla. Está conformado por las cuerdas vocales, repliges que vibran cuando pasa el aire dando lugar a la voz; la glotis, porción más estrella de los intersticios laríngeos, es un espacio limitado por las cuerdas vocales; y la epiglotis, un cartílago que se halla por encima de la glotis, cuya función es obstruir el bolo alimenticio en el momento de la deglución, evitando que pase al sistema respiratorio.

Tráquea

Tubo situado debajo de la laringe y formado por quince a veinte anillos cartilaginosos, cuya razón de ser es evitar que la vía se colapse si existe una compresión externa. Dicha estructura anatómica permite el paso del aire de la laringe a los bronquios. El aire aquí se llena de humedad, se hace más cálido y se sigue filtrando.

Bronquios

Los bronquios son dos ramas formadas por anillos cartilaginosos traqueales. Cada bronquio penetra en cada uno de los pulmones, subdividiéndose en ramas menores, que se distribuyen por todo el órgano pulmonar, denominados bronquiolos (conducto que conduce el aire desde los bronquios a los alveolos). Los bronquios se ramifican de gran manera, formando una suerte de árbol bronquial.

Pulmones

El aparato respiratorio tiene un órgano de una extrema importancia como son los pulmones, esponjosos y ubicados en la zona del pecho. Cada pulmón está rodeado por una doble membrana llamada pleura y en su interior casi 300 millones de estructuras muy pequeñas en forma de saco, llamadas alvéolos. Aquí es donde se produce el intercambio de gases con la sangre y la obtención del oxígeno para el desarrollo de la vitalidad humana.

Hay que decir que aunque no se los mencione convencionalmente como parte del sistema repiratorio en sí, los músculos intercostales y el diafragma tienen un gran papel en la respiración con sus contracciones y dilataciones.

Enfermedades del aparato respiratorio

Existen múltiples patologías que puede sufrir el sistema respiratorio. Por ejemplo, los pulmones pueden verse afectados por diversas enfermedades infecciosas, incluida la gripe y los resfriados, la tuberculosos, enfisemas o neumonías (debido a inflamaciones en los órganos afectados por virus o bacterias). Aunque vale aclarar que esos procesos infecciosos también se pueden producir por sustancias tóxicas exógenas, como el tabaco en el cigarrilo que suele producir enfisemas (destrucción o dilatación de las paredes de los alvéolos).  Por último, las enfermedades alérgicas también atacan al sistema respiratorio. Algunos buenos ejemplos son la rinitis, bronquitis, asma, etc.

A continuación te presentamos una lista aproximativa de las patologías que puede tener el sistema respiratorio:

  • Insuficencia respiratoria.
  • Rinosinusitis.
  • Anginas.
  • Difteria.
  • Enfermedades de la laringe.
  • Bronquitis aguda.
  • Tos convulsiva.
  • Enfermedad pulmonar obstructiva.
  • Fibrosis quística.
  • Asma.
  • Neumonía causada por microorganismos.
  • Tuberculosis y microbacteriosis.
  • Derrame pleural.
  • Tabaquismo.
  • Neumotórax.
  • Neoplasias pulmonares.
  • Enfisema subcutáneo.
  • Tumores y quistes mediastínicos.
  • Reacciones medicamentosas indeseadas en el aparto respiratorio.
  • Síndrome de apnea.
  • Bronquiolitis obliterante.
  • Mediastinitis aguda.

Loading Facebook Comments ...

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.