Flores de papel

Una flor invita a la vida, la naturaleza, la fertilidad; en definitiva, una multitud de valores vitalistas muy bellos. A continuación, en sintonía, te presentamos imágenes de flores de papel.

Flores de papel gigantes

Las flores son coloridas y transmiten una gran cantidad de valores, sentimientos ¿Qué mejor que las puedas hacer tú también? A continuación te presentamos estas flores gigantes de papel para compartir.

Cómo hacer flores de papel

Las flores de papeles tienen sus ventajas, más allá de no ser, obviamente, naturales. Si bien no despiden fragancias cautivantes, es cierto que dan una rica tonalidad al sitio y algunas son tan parecidas a las reales que otorgan una suerte de paisaje sumamente bonito, además, pues claro, de durar más tiempo. Para decoración de mesas, de tortas, como centros de mesas, colgadas apiñadas o separadas por hilos invisibles y en jarrones o floreros.

Como se observa, los usos que se le pueden dar a las flores de papel son múltiples, pero ¿cómo se hacen? Dependiendo de la forma que le queramos dar, los ingredientes irán variando. Por ejemplo, si la flor es pompón el material debe ser liviano (el crepé o el papel barrilete son buenas ideas, ya que son maleables) y en este caso no necesitamos más que tijeras, el material susodicho y un alambre para conseguir el resultado. Dependiendo de la pomposidad de la flor los pliegues en el papel se modificarán.

Si trabajamos cartulinas, como la gran mayoría de las imágenes que desplegamos, lo que es indispensable es este material, pegamentos universales, palitos de madera, tijera, lápiz y en muchas ocasiones también un cd, que por su forma circular sirve de soporte para generar un trazado análogo como fundamento de la flor. Los pasos, son simples, por eso los enumeramos: colocar el cd sobre la cartulina y efectuar el círculo con el lápiz para luego recortarlo en forma de espiral; doblar el extremo espiralado hacia el centro y continuar enrollando el resto de la cartulina en la misma dirección; cerrar la base del círculo con pegamento sobre el rollo formado, aflojarlo un poco (ahí se formará la flor) y dejarlo secar; luego pinchar la base con el palito de madera, el cual hará de tallo de la flor y luego realizar lo mismo en otros casos, uniéndolas para formar conjuntos de flores. Por supuesto, lo que anunciamos aquí es genérico, porque los pliegues del papel variarán de acuerdo a la forma que anhelemos darle a la flor, aunque es cierto que la utilización de pegamento, el trasvasar la cartulina con un palo de madera o la utilización de un cd o cualquier otro objeto circular sí son lo bastantes utilizados en estos casos.

El papel crepé, con su rugosidad característica, puede ser en exceso maleable, dando lugar a formatos muy bellos y variopintos de flores de papel. Los pasos aquí, si el diseño no es muy grande o difícil, son sumamente simples: un poco de pegamento, tijeras, papel y finalmente tus propias manos. Es que las manos ayudan a manipular los pétalos, que anteriormente se cortaron, dándoles distintas formas; el pegamento aglutina y el centro puede ser un simple trozo de papel crepé hecho un pequeño bollo. De esa manera tan simple puedes tener una hermosa flor, con distintos formatos. Finalmente, si se desean hacer agrupaciones un palo de madera o alambre no es lo ideal, debido a lo frágil del material: los alfileres, en ese sentido, serán la mejor opción.

Rosas de papel

Las rosas son plantas absolutamente simbólicas que pueden dar cuenta de una variedad de valores. Por ejemplo, las rosas, como las más paradigmáticas, dan cuenta de la ternura del amor, de la pasión pero en un sentido eminentemente amoroso. A continuación te presentamos buenos ejemplos de las mismas, aunque el material usual de su realización va a ser la cartulina, apuntando a los métodos de procedimientos anteriormente analizados.

Flores de papel grandes

¿Quieres darle un poco de alegría a tu habitación o cualquier espacio del hogar? Todos sabemos que las flores nos recuerdan la vitalidad, la fertilidad, el nacimiento, la frescura del existir y, aunque sean remedos, las flores de papel pueden ocupar ese protagonismo por lo menos a la hora de aportar belleza o estética al sitio.

Flores en cartulina

La cartulina es un material sumamente ideal para la realización de bonitas flores de papel. Naturalmente, no tiene los rasgos livianos y de suavidad del papel crepé; pero sí cierta fortaleza que puede venir muy bien a la hora de desear que el producto efectuado perdure un poco más en el tiempo en buen estado.

Flores en papel crepé

El papel crepé también se lo puede llamar pinocho y es muy usual su utilización es diferentes tipos de manualidades. Puede ser doblado y manipulado con facilidad, además de presentar un aspecto al tacto rugoso o áspero. Por lo tanto, si quieres efectuar, querido lector, flores con volumen, llamativas, complejas en floras, seguramente esta clase de papel liviano es el mejor en semejante proyecto.

Loading Facebook Comments ...

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.